GoogleLinkedinTwitter FaceBook Del.icio.us

        

Share :

MUJERES CONVIVIENDO CON LA VIOLENCIA.......................


VIOLENCIA DE GENERO


VIDEOS


LA LIBERTAD DE EXPRESARTE A TU MANERA, (NO A LA VIOLENCIA )


CONTAME TU HISTORIA


LA HISTORIA DE MARÍA


EL PODER DE LA PALABRA


Contáctenos


Muchas mujeres toleran día a día el maltrato de sus maridos, sabemos que toda relación se basa en dos sentimientos básicos::(El odio y el amor).
En toda relación, sin excepción en algun momento surgirá una situación de conflicto que provocará en ambos o en en uno de los integrantes un monton de hostilidad y no tienen capacidad de dialogar.
Los hombres golpeadores son los que vienen de una vida frustrada, creen que la forma de conseguir las cosas o demostrar que mandan es ejerciendo el dominio sobre el otro, tienen poder ....(el poder que da la sumición)...no solo te golpean , no solo te torturan psicólogicamente, tambien te obligan a llevar una vida que no es la que queres.

 

 


Muchos no van a los golpes pero si a el maltrato psicológico por medio de gestos o hechos que tienen por objeto humillar, devaluar, avergonzar, dañar, la dignidad de la otra persona y son los casos mas dificiles de demostrar si se produce en el interior de un grupo familiar.

MALTRATO PSICOLÓGICO

 

Los malos tratos psíquicos representan un fenómeno viejo, lo novedoso es su revelación como problema social.

El maltrato psicológico se basa en comportamientos intencionados, ejecutados desde una posición de poder y encaminados a desvalorizar, producir daño psíquico, destruir la autoestima y reducir la confianza personal. Su padecimiento lleva a la despersonalización, al mismo tiempo que genera dependencia hacia persona que los inflige. El maltratador se vale para ello de insultos, acusaciones, amenazas, críticas destructivas, gritos, manipulaciones, silencios, refunfuños, indiferencias, frialdades y desprecios.

En la esfera de lo privado, aunque los hombres también lo sufren, las mujeres son las víctimas mayoritarias. Se produce asimismo en la relación de los padres con los hijos, en la que se ha detectado un incremento del maltrato de los hijos hacia sus progenitores, consecuencia de una educación cada vez más permisiva y del uso de la violencia, tanto física como mental, en la solución de los conflictos del mundo de los adultos. En el ámbito público, el maltrato psicológico está presente en el mundo laboral, el conocido como “mobbing”, y en el escolar, el llamado “bullying”.

LA MUJER, LA VICTIMA.

Los malos tratos psicológicos son un fenómeno viejo. Lo que resulta novedoso es su entendimiento como problema social. Los sufren mujeres de todas las edades, grupos sociales y económicos; culturas y países. Su gran incidencia, la gravedad de las secuelas, el alto costo social y económico, y en especial la degradación que produce la violación del derecho de las personas al ser tratadas como tales, y la ignorancia del respeto que merece toda existencia humana los convierten en una cuestión de gran relevancia universal.

 

 

 

 

 

 

 

 EL GRITO SILENCIOSO.

Estos ataques sutiles, no son tan visibles ni manifiestos como los físicos. De hecho, en muchas ocasiones la propia víctima no es consciente de ellos hasta que sufre una agresión corporal, pero sus consecuencias pueden ser más graves y duraderas con el tiempo.

Las agresiones continuadas, tanto verbales como no verbales (el silencio, la indeferencia, la frialdad, los gestos...), crean una relación siniestra de codependencia entre el maltratador y la víctima. Ambos terminan necesitándose. La víctima porque estando sola siente que no es nadie y el miedo y la angustia la paralizan; y el que maltrata, porque se siente que es alguien a través de la dominación que ejerce. La situación de codependencia es tal que la víctima termina protegiendo y disculpando al maltratador. Recorre hasta ahí un proceso destructivo en el que va perdiendo la confianza en sí misma y la capacidad de respuesta, se va anulando y va interiorizando que de allí no se sale y abandona toda esperanza. Este fenómeno se estudia bajo el nombre del síndrome de Estocolmo.

 

EL SINDROME DE ESTOCOLMO.

Unos ciudadanos suecos fueron, hace unos cuantos años, tomados rehenes por unos terroristas palestinos. A medida que el sitio, levantado por la policía para rescatarlos, se extendía, las víctimas aprendieron a apegarse y aun a “amar” a sus captores, quienes los intimidaban con amenazas de muerte, los maltrataban y aún los agredían físicamente. Al final, cuando fueron rescatados, los rehenes tomaron lados con los captores para protegerlos a ellos contra lo que consideraran “brutalidad policial”. ES IMPORTANTE QUE SALGAS DE ESE CIRCULO VICIOSO.

 

 

                

 

 

PODER ASIMETRICO

En la raíz de la violencia contra las mujeres se evidencia la asimetría de poder que ha propiciado el sistema patriarcal y machista imperante, y que ha llevado a un abuso con la persona más desfavorecida en este esquema, la mujer. Por ello, los expertos inciden en no presentar el problema como si fuera “de las mujeres”, ya que si bien son ellas quienes los sufren, se trata de una dificultad de la que los hombres han de ser conscientes y deben tratar de superarla.

Una clasificación existe de conductas que se expresan para lograr la sumisión y el control:

  • Intimidación.

  • Toma repentina del mando: tomar decisiones sin consultar, monopolizar.

  • La apelación al argumento de la lógica y la “razón” para imponer ideas propias o alternativas poco razonables.

  • La insistencia abusiva, a fin de obtener por agotamiento lo que desea a cambio de “un poco de paz”.

  • El control del dinero.

  • El uso expansivo del espacio físico.

  • La maternalización de la mujer, es decir, la creación de condiciones para que ésta dé prioridad al cuidado de sus hijos y nada más.

  • La manipulación emocional, que genera en la mujer dudas sobre sí misma y que propicia sentimientos negativos y de dependencia.

  • Las reprobaciones que conllevan a la indefensión.

  • La desautorización y desvalorización que generan sentimientos de inferioridad.

  • El paternalismo desde el que se trata a la mujer como si fuera una niña.

  • La falta de intimidad.

  • Interrumpir y devaluar los argumentos de ella.

  • El distanciamiento. Las mentiras, el incumplimiento de promesas, el silencio...

  • La adopción de la actitud de ser mártir.

  • La autoindulgencia con la que elude el maltratador su propia responsabilidad.

  • El intento de generar lástima a través de comportamientos autos lesivos, juicios de estar muy enfermo, o amenazas de estar deprimido y de desear que le llegue la muerte.

  • SINTOMAS DEL MALTRATO:

  • Dolores de espalda y las articulaciones.

  • Irritabilidad.

  • Dolores de cabeza.

  • Disfunción gastrointestinal.

  • Amenorrea, dismenorrea y sangrado entre períodos.

  • Insomnio.

  • Fatiga permanente.

  • Apatía.

  • Sequedad de la boca.

  • Tristeza, ánimo deprimido y ganas de llorar sin motivo aparente.

  • Ansiedad y angustia.

  • Sentimientos de impotencia y de banalidad.

  • Rabia y rencores reprimidos.

  • Miedos de confrontar al opresor por temor a que sus ideas sean objeto de burla.

  • Indecisión.

  • Explosiones de cólera sin provocación y sin justificación alguna.

  • Inapetencia sexual.

  • Depresión crónica.

  • ACTITUD

  • Sensación de lástima y de vergüenza.

  • Sentimiento de culpa.

  • Falta de iniciativa para avanzar en la vida.

  • Dudas de la capacidad de poder vivir fuera del ámbito del atormentador.

  • Temor generalizado.

  • Mantenimiento de una mirada huidiza.

  • Dejadez social y escasez comunicativa: explicaciones vagas y confusas.

  • Temor de ser criticada por ser débil.

  • Arrepentimientos por no actuar antes y abandonar al opresor, años atrás.

  • Evasión de situaciones sociales.

  • SEÑALES DEL MALTTRATO DEL HOMBRE:

  • Ignora los sentimientos de la pareja.

  • Ridiculiza o insulta a las mujeres como grupo.

  • Ridiculiza o insulta la mayoría de los valores, creencias, religión, raza, herencia o clase de la pareja.

  • Utiliza su visto bueno, aprecio, o afecto como castigo.

  • Continuamente la critica, la insulta o le grita.

  • Le humilla en privado y/o en público.

  • Rechaza mantener relaciones sociales en su compañía.

  • Controla el dinero y todas las decisiones.

  • Rechaza compartir el dinero o permite que la mujer trabaje.

  • No permite su acceso al dinero o a las llaves de su carro y otros bienes.

  • Con frecuencia le amenaza con abandonarla o dice que se va.

  • La amenaza con hacerle daño, o con el abandono de ella o de sus hijos.

  • Castiga, insulta o maltrata a los niños cuando está enfadado con ella.

  • Malcría, consiente y derrocha dinero en los hijos para contradecirla a ella.

  • Revoca sus sanciones con los hijos y con el servicio doméstico.

  • Critica a la mujer frente a personas subordinadas.

  • Amenaza con secuestrar o llevarse a los niños si ella no le obedece en todo.

  • Abusa, tortura, mata a los animales domésticos para hacerle daño.

  • La acosa con asuntos que él imagina que ella está haciendo o no haciendo. Por ejemplo, el cuidado y mantenimiento de la casa.

  • La manipula con mentiras y contradicciones.

  • Destruye los muebles, hace destrozos en las paredes o rompe útiles domésticos durante las discusiones con ella.

  • Maneja armas de forma amenazante.

  • Le hace llegar mensajes indirectos que son amenazantes.

  • La obliga a aceptar lo socialmente inaceptable.

  • La tilda de ser mala madre y la responsabiliza por el comportamiento, el bienestar y aún, por el futuro de los hijos.

EN RESUMEN.

El maltrato psicológico hacia la mujer, corre un curso paralelo al de la historia del machismo universal. Y no será, hasta que las mujeres se emancipen psicológica y financieramente, que los hombres débiles e inadecuados, dejarán de saciar sus apetitos neuróticos en ellas.

Para poder confrontar los ataques y las agresiones inmerecidas que sufren las víctimas del maltrato psicológico, la psicoterapia en manos expertas carece de sustituto.

Ahora exploraremos asuntos que son relacionados, por su correspondencia entre ellos

 


A ninguna mujer le gusta ser golpeada ni humillada , la agresión que atenta contra la integridad física y psíquica de las mujeres diminuye su autovaloracíón y les trae severas consecuencias para la salud.
Cuando nos preguntamos qué entendemos por violencia repondemos que es la producida por la agreción física ¿ te preguntastes cuales son las caracteristicas a tener en cuenta para reconoser a estos individuos?

Maltratadores::son todas aquellas personas que cometen actos violentos hacia su pareja o hijos.
Maltratan por que no saben querer , comprender o respetar. Son personas de baja autoestima , no controlan sus impulsos, fueron victimas de maltrato en su niñez,no saben expresar afecto. Pues el descargue de esa ira cotenida, lo realiza de manera psicópata hacia su víctima (hijos, esposa, esposo, familiares, amigos etc.) Nadie esta ajeno de ellos, por lo que a continuación les explicaremos este padecimiento psicólogico.

 

La personalidad del psicópata

La psicopatía no implica necesariamente cometer hechos delictivos pero sí indica un alto grado de peligrosidad criminal. La personalidad del psicópata es muy compleja, como lo son sus causas y, por consiguiente, su tratamiento. Sabemos cómo actúan, cómo se comportan pero es difícil saber por qué lo hacen.

 

 Características del psicópata

 

La psicopatía es un trastorno de la personalidad caracterizado por una incapacidad de mantener una relación plena con otras personas. El psicópata considera a los demás como un medio para satisfacer sus necesidades, sólo siente aprecio por sí mismo, es egocéntrico, se cree el centro del mundo y manipula a los demás.

Tiene unas emociones muy particulares: incapacidad de empatía, no se emociona ni sufre en sus relaciones familiares o de amistad, finge emociones que no siente, se excita con el riesgo y lo prohibido, hay algo en el que les impide aceptar las normas e ir en contra de lo establecido, falta de sentimientos de culpa, algunos suelen ser muy inteligentes y tener encanto personal ficticio (pueden ser encantadores con los demás hasta que consigan satisfacer sus necesidades y conseguir lo que desean).

En situaciones angustiosas que desestabilizan a los demás, tienden a reaccionar con mucha frialdad y tranquilidad, suelen ser mentirosos, no se sienten culpables ni sienten vergüenza ante sus acciones, por muy incalificables que estas sean.

 

Causas de la psicopatía

 

La psicopatía hay que entenderla como una combinación entre predisposición biológica y factores sociales. Parece ser que se trata de un trastorno con una base genética y que el ambiente tiene un papel desencadenante del tipo de vida antisocial que tienen las personas con este trastorno.

Se están llevando a cabo muchas investigaciones y cada vez hay más avances que nos van a ayudar a descubrir cuáles son los factores biológicos que intervienen, aunque hoy día se desconocen.

Sabemos que su mente está afectada por experiencias vividas en su infancia o adolescencia. Infancia traumática, abandono, malos tratos, abusos, violaciones, rechazo, etc. Todo esto causa un efecto en la mente del psicópata y es lo que le motiva a vengarse con la sociedad de todo lo que le ocurrió.

 

 Tipos de psicópatas


Existen muchos tipos, y hay varias clasificaciones, una de ellas es la siguiente:

- El psicópata que comete delitos de forma continuada desde la infancia. Es posible que haya sido detenido en muchas ocasiones y sea fácilmente reconocido por la policía.

- El que pasa desapercibido por los demás, nadie conoce su enfermedad. Pueden ser asesinos en serie, delincuentes, violadores, maltratadores, etc. Este tipo de psicópatas llevan, en apariencia, una vida normal, tienen su familia, trabajo, en la mayoría de los casos tienen puestos de alta responsabilidad: banqueros, policías, políticos, etc.

- El psicópata que sin llegar a cometer delitos y llevando una vida normal, destrozan la vida a las personas cercanas a ellos: familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc. Suelen maltratar a sus esposas, a sus hijos, traicionar a compañeros de trabajo, familiares, etc.





Puede comunicarse con nosotros vía e-mail a mujeresgolpeadas@hotmail.com.ar

Este sitio web fue construido utilizando herramientas GeneSitios.com