GoogleLinkedinTwitter FaceBook Del.icio.us

        

Share :

Decisiones de Compra de Tecnología


MANTENIMIENTO PCS, A DOMICILIO EN BOGOTA Y ALREDEDORES.


Los Ciclos de Mantenimiento: Buenas Practicas de Uso y proactividad


Decisiones de Compra de Tecnología Factor Importante de la Inversion


Contáctenos


Qué equipo compro “PC” o de “Marca”

PC DE MARCA Vs CLONICO

Racionalizando  nuestra decisión de  que es mejor a la hora de adquirir una computadora personal,  estación de trabajo, o un equipo especializado para juegos  debemos primero establecer diferencias y similitudes,  ventajas y desventajas  entre  adquirir un “clon”  ó adquirir una computadora de “marca.”

DEFINICION ACTUAL DE PC: Computadora Personal según Wikipedia   (del inglés computer, y éste del latín computare -calcular-), también denominada ordenador o computador, es una máquina electrónica que recibe y procesa datos para convertirlos en información útil. Una computadora es una colección de circuitos integrados y otros componentes relacionados que puede ejecutar con exactitud, rapidez y de acuerdo a lo indicado por un usuario o automáticamente por otro programa, una gran variedad de secuencias o rutinas de instrucciones que son ordenadas, organizadas y sistematizadas en función a una amplia gama de aplicaciones prácticas pudiendo ser grabadas, salvadas o almacenadas en algún tipo de dispositivo o unidad de almacenamiento.

Como primer punto, es conveniente aclarar el concepto actual de clon. Hace mucho tiempo, IBM saco al mercado su primer PC, basado en una arquitectura INTEL abierta, y cuyos únicos aportes no INTEL era el software contenido en los ROMS del equipo, BIOS, DOS y Basic. Casi inmediatamente, y dado lo fácil que resultaba hacer una computadora similar desde el punto de vista del hardware (Había una y solo una manera de hacerlo), los asiáticos, sacaron al mercado computadoras, idénticas en lo que a hardware se refiere al PC de IBM, a precios lógicamente inferiores, dado que el costo de manufactura era menor, como no disponían del software en ROMS necesario para que funcionaran, se copiaron (o clonaron) los ROMS originales del PC. De ahí, es que nace el nombre de CLON.

Actualmente, los ROMS de las computadoras, (BIOS), han sido desarrollados y comercializados de manera totalmente legal, los diferentes componentes, ya no son copias de nadie, y es totalmente legal su comercialización, por lo que el concepto de CLONES como copia de algo, ya no es valedero,  es decir no aplica.

Actualmente, se conoce como CLONES, a las computadoras armadas a partir de piezas sueltas, mercadeadas independientemente por los diferentes fabricantes de piezas de computadoras y armados usualmente por el usuario final o por pequeñas empresas que se dedican a armar y distribuir en forma limitada estos equipos.

Como segundo punto, se denominan computadoras de marca, aquellas computadoras, fabricadas y/o armadas por casas reconocidas internacionalmente, como por ejemplo: Dell, Compaq, HP, Acer, IBM, Gateway, Lenovo, MSI etc.

Como tercer punto,  podemos ver, que tanto las computadoras de “MARCA”, como los CLONES, tienen en común, en términos generales, lo siguiente: contienen un microprocesador  (CPU) similar (PENTIUM ó  AMD), contienen memoria similar (SIMM´s, SIMM’s, DDR1 DDR2, etc.), tiene un aspecto físico similar, contienen disco duro, CD, etc., puertos de entrada y salida similares (seriales, USB, FireWire)  y pueden ser instalados  los mismos sistemas operativos y programas. (Windows, Linux, Suites de Office, etc.

Como cuarto punto, podemos observar, que las computadoras de marca, son más caros (a veces hasta el doble), que un CLON con características desde el punto de vista del Hardware similares.

Todas estas consideraciones, nos llevan a la pregunta obligada: ¿por qué debería  comprar una computadora de marca, si es más costosa que un CLON y son aparentemente similares?.

De acuerdo a mi experiencia propia como usuario,  y como técnico de soporte durante 20 años, podemos sacar algunas conclusiones de mucha importancia,  y trataremos de  zanjar la cuestión de manera definitiva:

OPCION UNO (Armar un Clon)

Primero: El armar un CLON, es una labor de ingeniería, que requiere de conocimiento, tanto en el armado en sí, como en la selección de los componentes adecuados  entre la gran oferta existente, así como de “suerte”  en que  no nos atienda  un comerciante inescrupuloso  que solo desea “Vender”,  que pueda engañarnos con componentes de mala calidad y/ó  del tipo chip “genérico”  o “Refurbished”  estos son componentes que han tenido  alguna modificación y/o reparación. También;  se requiere de tiempo para su armado y prueba. Tanto el riesgo, como el tiempo invertido, son costos que deben ser añadidos a nuestro presupuesto.  Aquí es donde debemos tener un acompañamiento de un experto en el tema de Hardware,  y sobre todo conocedor de los secretos de la comercialización de componentes individuales.

Segundo: Los CLONES armados de esta manera, no tienen una garantía total ó  integral, sino en el mejor de los casos, sobre  cada uno de sus componentes por separado, por lo que a la hora de una falla, es el usuario final, el que tendrá que determinar que componente es el que está fallando, lo cual, requiere un conocimiento, aún mayor que el requerido para armar el CLON, y en muchos casos, se requerirá de ensayo y error para determinar la falla,  esta circunstancia  requiere de tener componentes extras para ello, todo esto, con su consiguiente costo. Por supuesto, queda la opción de llevar el equipo a un taller de reparación de CLONES, donde, nos cobrarán por su trabajo, y si acaso, nos indicarán que reclamemos la garantía de determinadas piezas al proveedor de hardware en donde fue adquirido

Tercero: Se presentan problemas de compatibilidad entre componentes y o tarjetas de expansión internas, a la hora de querer incluir un nuevo Hardware y a veces hasta un nuevo software. Lo cual, requiere que antes de añadir algún componente nuevo a nuestra computadora, se efectué un análisis del producto mismo y su influencia en nuestro equipo,  esto generalmente, requiere de experiencia, conocimiento y tiempo.

Cuarto: Los equipos armados de esta manera, presentan la ventaja para el usuario y/o Técnico  que los ensambló, de que este puede tener un conocimiento y certeza total de la funcionalidad de  partes y piezas que lo integran, facilitándole al usuario final (si no es él mismo)  la tarea necesaria de futuras actualizaciones, de todos y cada uno de sus componentes.

En conclusión: Los equipos CLONES armados de esta manera, pueden ser muy apropiados para personas conocedoras de la industria de componentes, donde el tiempo invertido y el riesgo que se corre, no son importantes, y el uso en si del equipo, no es crítico,  ó se tiene a su técnico de entera confianza a disposición cuando se trata de realizar inversiones y soportes de este tipo.

OPCION DOS (comprar un Genérico)

Se entiende por  ”Genérico”   una computadora similar a la opción uno, es decir, un CLON, armado por piezas pero ensamblado, distribuido  con merchandising y soporte propio de las compañías  que  se dedican a esta actividad,  algunos ejemplos conocidos son  E-MACHINES,  PC SMART,  los cuales se están vendiendo como una alternativa en los almacenes de cadena:  Alkosto, Éxito, Carrefour y a nivel nacional.

Primero: Esta opción, nos elimina teóricamente los problemas mencionados en los puntos uno y dos de la Opción uno, es decir,  el ensamblado, la selección de componentes adecuados y compatibles, el tiempo de prueba, y la garantía integral del equipo.  No nos elimina y a lo mejor complica los problemas y ventajas mencionados en los puntos tres y cuatro referente a incluir nuevo Hardware y/o software, y  puede “amarrarnos”  a la empresa que nos vendió el equipo.  (Asumimos, buena fe y profesionalismo en este tipo de empresas, cosa que en la práctica, no es siempre verdad).

Segundo: El mercado de los “Genéricos”, es altamente competitivo y desleal, en lo que se refiere a precios, esto trae como consecuencia, que las empresas dedicadas a esto, sean en general empresas pequeñas, con alto riesgo de desaparecer del mercado, siempre son empresas locales, sin nada que perder en el ámbito internacional, lo cual representa un alto riesgo para el comprador, pues si la empresa desaparece, nos encontramos como en la opción uno, pero sin un cabal conocimiento del equipo que poseemos. La poca rentabilidad de estas empresas, obliga a dar garantías limitadas tanto en tiempo como en cobertura sobre los equipos que mercadean, también, el soporte es limitado, (generalmente 6 meses)  también, se observa  que estos equipos, se venden con un  software preinstalado que generalmente es OEM,  pero que de acuerdo a las políticas de Microsoft en cuanto a actualizaciones dinámicas es  “no válido”  o no pasa la notificación de legal.

En conclusión: Esta opción, solo nos elimina el trabajo de armar el equipo y conseguir las piezas, pues para cubrir el riesgo que representa la empresa vendedora es necesario, tener un alto conocimiento de lo adquirido. Esto hace que este tipo de equipo, sea solo aplicable a situaciones como el hogar, siempre y cuando estemos dispuestos a tomar esta inversión a la “ligera”,  o en empresas sobre todo PYMES  que estén dispuestas a asumir el costo de mantener personal con conocimiento de lo adquirido, que puedan brindar de manera constante el soporte necesario y estar obligadas a adquirir el software de manera legal o  arriesgarse a mantener software pirata, con las implicaciones que esto conlleva.

OPCION TRES. (Adquirir una computadora de “marca”).

Primero: Dado que las empresas fabricantes de estas computadoras, tienen un prestigio que mantener y un mercado multimillonario que atender, tienden a implementar mecanismos de venta y soporte, así como valor añadido a sus equipos, que si bien, incrementan el precio del equipo al usuario final, en la práctica, eliminan todos los problemas mencionados hasta ahora. , Entre estas cosas tenemos: Software legal pre-instalado, componentes absolutamente compatibles entre sí y de calidad, garantía de hasta 3 años, usualmente de partes y mano de obra, a veces hasta en sitio, equipos probados y de alta confiabilidad, buenas relaciones y alianzas estratégicas con los fabricantes de software, lo que garantiza la compatibilidad con el hardware.

Segundo: Con los equipos de marca, usualmente se presenta el inconveniente, de que al querer añadir hardware nuevo a nuestro equipo, sobre todo si es de tecnología de punta, nos vemos obligados a esperar que el fabricante lo venda con su marca, siempre a un costo mayor que el genérico equivalente. La ventaja en este caso, es que la compatibilidad está garantizada,  esto elimina casi al 90% la posibilidad de adquirir hardware no compatible con el equipo.

Tercero: Dados los problemas del mercado gris (Contrabando disimulado), complejidad de los equipos de marca (a veces, contienen componentes sofisticados y de tecnología propia, no estándar y menos publica),  exigencias de cuotas mínimas de ventas, etc.,  es importante el seleccionar el distribuidor adecuado a la hora de comprar el equipo, pues usualmente los fabricantes dejan en manos de la red de distribución lo referente al soporte y garantía,  pero a diferencia de lo mencionado en la opción dos, siempre al final, se tendrá al apoyo de la casa matriz, y últimamente, con el aumento del uso de la Internet, los fabricantes, aprovechan este medio para dar soporte, actualizaciones de software, e incluso para venta directa a clientes,  casos para Latinoamérica de DELL, HP y LENOVO  cuyos soportes,  actualizaciones y  garantías se dan a través de Chats de soporte con expertos,  y a través de los Call Centers.

Cuarto: No siempre la diferencia de precio entre un Clon o un PC de “MARCA” es tan notoria, considerando todo lo mencionado aquí, y teniendo en cuenta que los fabricantes trabajan con economía de escala, aprovechando la tercerización de sus actividades,  y comprando mano de obra económica en la china y otros países asiáticos.

En conclusión: Si estamos dispuestos a pagar una cantidad mayor, si se requiere de algo más de confiabilidad, si las aplicaciones a correr en la computadora son importantes para nosotros, si no queremos preocuparnos  demasiado por los problemas de hardware inherentes a la ingeniería de la computadora,  si apreciamos el supuesto valor añadido por los fabricantes de marca, en cuanto a soporte y garantías que a veces se hacen  complicadas de sustentar y otras  veces ilusoria  debido al alto índice de daños en componentes internos (sobre todo en grandes compañías en donde el equipo vive encendido casi las 24 horas del día y los problemas los genera el calor) esta sería una buena opción inclusive para un usuario no especializado y del hogar.   Se ahorrarían costos en personal de soporte técnico constante?  Definitivamente no,  la experiencia me muestra que ya se trate de pymes o empresas grandes (me estoy refiriendo a compañías de más de 1000 usuarios)   siempre es necesario un departamento de Sistemas y Técnicos de Hardware para poder dar trámite de garantías, funcionalidad de software y aplicaciones  y  Helpdesk a usuarios finales.

MÁS CONSIDERACIONES:

Existe una pregunta en la mente de todos….Será mejor una PC de “marca”?   Según el paradigma actual “CLON” suena a desconocido y de “marca” nos brinda cierta seguridad…. Pero en realidad es así?

Consideremos primero lo que significa según mis investigaciones un equipo “CLON” ;  Si aceptamos la definición de que un ordenador clónico  es aquel que está montado a partir de componentes de terceros,  con esta premisa en la actualidad  absolutamente todos los ordenadores que hay en el mercado (de PC’s, se entiende) son clónicos, y  esto incluye también a los equipos portátiles.
Entonces no existe en realidad el PC de “Marca”…?  definitivamente no,  esto con base en los siguientes razonamientos: Ninguna de las “marcas” conocidas en el mercado actual fabrican procesadores, ni ningún otro componente,  todas son clones en cuya RAM BIOS han sido introducidos  conjuntos de instrucciones  para que en el arranque  el PC muestre un logotipo del supuesto fabricante,   pero sin excepción todas utilizan la misma tecnología de microprocesadores actualmente en uso,  las compañías  las podemos mencionar aquí: INTEL y AMD que son los dos gigantes principales en la fabricación de CPU´s  (unidades centrales de control de procesamiento)

Imaginemos que tenemos el suficiente dinero para decirle al CEO Manager de SAMSUNG  que necesitamos 500.000,oo monitores pero que afuera en su etiqueta del chasís no queremos que diga “Samsung”  si  no que diga  “ PC_New”,  y así hago lo mismo con las compañías que fabrican teclados, mouses, cajas, mainboards,  discos duros, memorias etc;  luego ya puedo lanzar al mercado mi marca “PC_New,   utilizando la misma tecnología que utilizan la mayoría de marcas,  pero con sistemas de mercadeo y marketing diferencial,  que en realidad al final es lo que me brindará la ventaja competitiva y lo que me garantizará el “top of mind”  de mis usuarios finales   y mi supervivencia como  tal en el mercado.

Pero en esencia estas PC van a ser Intel Pentium, en todas sus presentaciones ó  AMD Athlon  con todas sus categorías, esas al fin y al cabo van a ser nuestras “marcas”  las marcas que dominan en la actualidad  95% de la computación personal en el mundo;    inclusive hasta hace poco uno podía adquirir un equipo Macintosh de Apple  con  procesadores íntegramente fabricados por ellos mismos  (G3 o G4)  pero esto ya es historia,   pues la plataforma MAC  tan independiente en su diseño y fabricación de componentes,  optó por la tercerización de mano de obra y encargó a la compañía  Intel la fabricación de sus microprocesadores y desde entonces Apple como “Mac” perdió su identidad.

“Las verdaderas marcas”,  están en nuestra apreciación particular de la mente y  los valores que nos aportan las ideas,  y esto es al fin y al cabo es lo que nos ofrecen las compañías que denomino “ensambladoras de tecnologías de Hardware”  (HP, COMPAQ,  GATEWAY, LENOVO, ACER, SONY, TOSHIBA, etc)  LAS MARCAS DEL CEREBRO,  nuestro TOP OF MIND”  y esas se pueden armar en cualquier taller,  con un poco de conocimiento y con la inmensa ventaja de no tener  ”arquitecturas especiales” estas máquinas son compatibles con casi cualquier componente de hardware actual, el que el usuario quiera,  con  placas base totalmente flexibles en cuanto a expansión de memoria, componentes internos y externos se refiere,  puertos USB, Seriales, FireWire, esto debido precisamente a los recientes adelantos tecnológicos de las compañías fabricantes y al manejo automático de la asignación de recursos de hardware que antes teníamos que configurar con jumpers y configuraciones de Bios manuales (IRQ´s) asimismo a las características del hardware y su desarrollo del sistema “Plug & Play”  conecte y disfrute,  tecnologías que soportan los sistemas operativos especialmente desde Windows XP en adelante,  otra ventaja importante que subyace es la estandarización de componentes independientes,  los cuales ofrecen ya una alta compatibilidad con los Bios de los fabricantes de placas.

La fuente de poder un componente fundamental y de mucho valor para la protección de nuestra inversión,  es muy similar en su funcionalidad tanto en equipos “clones” como en equipos de “marca”,  en estos últimos existen diseños especiales y que los fabricantes utilizan sólo por el hecho de ajustarla a una caja que va sobre la mesa del usuario o que obedece principalmente al diseño “slim”  que ofrecen en sus modelos algunos de ellos.  Una fuente regular para un equipo “clon”  se puede adquirir  a un precio que oscila entre los $ 40.000,oo a los $ 60.000,oo  sin irnos más allá en especificaciones de alto rendimiento entre 350W  y 550W.   si queremos optar por una fuente decente con más potencia,  sistema de regulación de voltajes y certificaciones internacionales podemos hablar del orden de los $ 140.000,oo;    ahora bien una fuente de un equipo de marca, debemos generalmente solicitarla directamente al fabricante y al adquirirla podemos estar cotizando este componente entre  $ 120.000 y $ 200.000,oo  dependiendo del modelo de la PC en cuestión,  este valor más el IVA y el servicio técnico para el reemplazo y sin ninguna ventaja apreciable de performance y prestaciones originales frente a las de un equipo “clon”

En conclusión hago énfasis en que no existen computadores de “x o y” marca, las compañías sólo venden ideas. Los fabricantes de partes son siempre los mismos, y lo que hacen las marcas es dedicarse a ensamblar y poner carcasas de colores vistosos, pues todo entra por el gusto, por la apariencia, por los “ojos” HP, SONY, TOSHIBA, DELL, COMPAQ, GATEWAY. Utilizan los mismos procesadores. (AMD o INTEL), utilizan la misma memoria (Kingston, Markvision, Samsung) utilizan los mismos discos duros (Maxtor, Seagate, Samsung, Western Digital, etc) entonces cual es la diferencia?. cual es el Plus?.. Servicio y soporte inmediato, cuando el cliente lo necesita? página web con solicitudes especiales, descargas y garantía extendida? facilidad de pago? Policromía y diseños novedosos? software licenciado OEM?

Qué recomendaciones con base en esta experiencia propia puedo darte? Definitivamente  debes comprarte un equipo ensamblado,  o “clónico” si así queremos llamarlo.  Si quieres un ordenador tan bueno como quieras e incluso mejor que uno de “marca” por un precio más bajo contacta a tu técnico informático de confianza y pídele que te de un listado de los componentes de hardware  óptimos y que mejor se desempeñen en cada especialidad,  con ello te ensamblas  un ordenador personalizado con características especiales y según tus necesidades particulares en cuanto a desempeño y calidad   y sin encontrar los inconvenientes que traen las marcas.

DIFERENCIAS ENTRE ORDENADORES ARMADOS O DE MARCA, ¿CUAL ES MEJOR OPCION DE COMPRA?

Ante todo, y antes de continuar, creo que es conveniente aclarar qué significa realmente la definición de Ordenador clónico ó armado.

Si aceptamos la definición de que un ordenador clónico es aquel que está montado a partir de componentes de terceros, en la actualidad absolutamente todos los ordenadores que hay en el mercado (de PC’s, se entiende) son clónicos.

Este término viene de los años 80, en los que los ordenadores que se conocían eran los IBM, que sí que fabricaba íntegramente sus ordenadores. Por aquella época empezaron a salir al mercado fabricantes independientes de componentes y ordenadores de otras marcas que estaban montados con componentes de estos otros fabricantes, siempre basándose en los estándares dictados por IBM. Pues bien, a estos ordenadores (aunque fueran de marcas tales como Packard Bell, Astra, Commodore u otras) se le dio el nombre de clónicos.

A veces he visto la siguiente definición: ordenador montado a partir de piezas de terceros fabricantes, en el cual no existe tecnología aportada por el ensamblador.

En esta definición, que es bajo mi punto de vista más exacta, se basan algunos ensambladores de reconocidas marcas para seguir manteniendo esta diferenciación entre ordenadores clónicos o de marca, pero esta definición es demasiado amplia y equívoca, porque ¿qué es tecnología aportada por el ensamblador? ¿montar un lector de DVD o un disco duro que sí fabrican?
Además, casi que estamos en las mismas, porque si aplicamos esta última definición, tan sólo ASUSTeck, Toshiba, NEC o ECS fabricarían ordenadores de marca, ya que en esos casos concretos, si bien montan en parte componentes de terceros, montan placas base desarrolladas por ellos (y esto es aportar tecnología). El aporte de otras marcas se limita en mejor de los casos al disco duro que incorporan o las ya mencionadas unidades ópticas y otras unidades de almacenamiento, y muy poquito más, pero en ningún caso aportes significativos en lo que a tecnología se refiere.

Fujitsu-Siemens fabricaba hace tiempo sus propias placas base, y en algunos modelos muy concretos sigue montándolas, pero en general monta placas de terceros (Micro Star, Intel, Gigabyte, ECS…).

Pues bien, según estos criterios, la diferenciación entre ordenadores clónicos o de marca carece en la actualidad de sentido, por lo que casi que es mejor diferenciar entre ordenadores de marca u ordenadores ensamblados a medida o sin marca, pero incluso aquí habría que diferenciar entre las distintas marcas, porque no es lo mismo un ordenador de marca reconocida a nivel internacional, con un cierto prestigio, que un ordenador de marca, pero en el que esta marca corresponde a una red de tiendas o franquicias, en cuyo caso estaríamos ante simples ordenadores clónicos a los que estas cadenas les han puesto su nombre, en estos casos sí que sin absolutamente ninguna aportación propia.

No obstante lo dicho, para no confundir al lector vamos a seguir manteniendo los términos de ordenador de marca para aquellos que compramos totalmente montados y preinstalados y de marca reconocida y ordenador clónico para aquellos que compramos en una tienda, donde nosotros elegimos más o menos la configuración y es la propia tienda la que nos lo monta.

Visto este punto, pasemos a otros temas que pueden ser determinantes para decantarnos entre uno u otro:

Calidad del producto final:

Bien, en un ordenador la calidad del conjunto la da la calidad de cada uno de los componentes utilizados, y aquí hay que decir que salvo un par de honrosas excepciones, poca diferencia vamos a poder encontrar, porque si bien es cierto que los controles de calidad de la mayoría de las marcas (HP, Asus, Toshiba, Dell, Packard Bell, etc.) es bastante alto, también es cierto que por el afán de ofrecer ordenadores de bajo costo cada vez son más las reclamaciones que tienen muchos de estos fabricantes, y que la calidad de los componentes en un ordenador de marca no es superior a la calidad de los componentes que nos puedan montar en un ordenador clónico (a igualdad de marca y modelo, se entiende). Quiero decir con esto que una placa base Asus montada en un ordenador clónico tiene la misma calidad que una placa base Asus montada en un ordenador HP, por poner un ejemplo, ni más ni menos, y del mismo modo, una placa base de baja calidad va a tener la misma baja calidad nos la monten en la tienda de la esquina o venga montada en un ordenador de marca.

Pero la calidad del producto final también viene determinada por la calidad del montaje, y en este caso no se puede valorar en absoluto, ya que si bien un ordenador de marca (vamos a seguir llamándolos así para simplificar) suele tener una calidad de ensamblado bastante alta y, sobre todo, muy regular, también hay ordenadores clónicos con una gran calidad de montaje (esto va a depender de la profesionalidad y conocimientos del técnico que lo haya ensamblado).

En este punto, dependiendo de lo que compremos y de quien lo monte, no hay diferencias apreciables, por lo que decantarse por una opción u otra en base a la calidad es imposible.

Compatibilidad ante ampliaciones y facilidad en las mismas:

Aunque por fortuna y en general ya pasó la época en la que para ampliar un equipo había que recurrir forzosamente al fabricante (y de esto saben bastante los que hayan tenido un IBM), es cierto que si bien fabricantes como HP, Packard Bell, Dell y otros montan componentes de terceros, en ocasiones estos están fabricados para ellos con una cierta exclusividad. Esto se nota en realidad más en la identificación del producto en sí (sobre todo cuando hablamos de placas base, que es donde más suele ocurrir esto) que en diferencias técnicas, por lo que en general, a día de hoy, no suele haber ningún problema diferenciador entre ambos tipos de ordenadores.

Es más, esta práctica, que suele entorpecer más que nada a la hora de conseguir los controladores para dicha placa, no suele significar que haya variaciones substanciales con otras placas del mismo fabricante, pero con una designación diferente en cuanto a modelo se refiere.

Otra cuestión es cuando el fabricante de turno monta una caja específica, hecha en exclusiva para dicho fabricante. En este tema me he encontrado de todo, desde cajas con una terminación más que excelente, pero en las que es prácticamente imposible meter la mano hasta cajas en las que hacen falta una serie de herramientas específicas para poder desmontarlas sin romperlas, pasando por cajas en las que para desmontarlas hay que romper una determinada pieza (normalmente de plástico, eso sí), que el fabricante de turno repone (normalmente sin ningún costo, hay que reconocerlo) cuando se repara en sus talleres o centros autorizados, pero que no facilita a terceros.

Por otra parte hay en el mercado suficiente variedad de cajas como para que encontremos la que nos gusta. Las hay de todo tipo, precios y calidades, no siendo en absoluto determinante esto para la elección entre un tipo u otro.

A esto hay que añadir que las fuentes de alimentación que suelen montar los ordenadores de marca, aunque suficientes para la configuración que compramos, no suelen estar sobradas de potencia, por lo que cualquier ampliación puede causarnos problemas en este sentido, sobre todo si se trata de una ampliación de la tarjeta gráfica, que como sabemos suelen tener un consumo bastante alto.

En general, en este apartado salen mejor parados los ordenadores clónicos.

Configuración:

En este apartado sí que no hay color. Si bien es cierto que los fabricantes se empeñan en ofrecer el mayor número de opciones posibles para que el comprador pueda tener un ordenador más o menos a su gusto, por razones obvias no puede llegar a ofrecer la variedad y amplitud de opciones que ofrece un ordenador que nos monten a nuestro gusto, en el que nosotros sí que podemos elegir tanto la marca como el modelo concreto de cada uno de los componentes, ateniéndonos, por supuesto, tan sólo a la compatibilidad entre ellos.

Software incluido:

En este apartado salen ganadores los ordenadores de marca, aunque con matizaciones.

Si dejamos aparte el sistema operativo (que no nos engañemos, por mucho que se trate en el caso de ordenadores de marca de licencias especiales y venga preinstalado, cobrarlo nos lo cobran), normalmente un ordenador de marca viene con una serie de software en concepto de bonus free que nos permite empezar a trabajar con él inmediatamente, sin necesidad de software original.

Pero ojo con esto, la mayoría de este software se trata de ediciones express, es decir, bastante limitadas, en bastantes casos disponibles como descargas gratuitas en las respectivas web de sus desarrolladores o distribuidores, o bien de versiones demo con una validez de 30 o 60 días. Un ejemplo de esto último lo tenemos en el antivirus que todos incluyen (normalmente una versión de prueba de 30 días de duración) o en la versión de Office 2007 que montan algunos fabricantes (HP entre ellos), que si bien es una versión completa y totalmente operativa, está limitada a 60 días, tras los cuales o bien compramos la licencia o bien dejamos de utilizarla (vamos, exactamente las mismas condiciones que si nos bajamos de la web de Microsoft las versiones de prueba de Office 2007).

A esto hay que añadir algún que otro software para funciones específicas que sí que aporta el fabricante, pero que en muchas ocasiones lo podemos encontrar en el CD de la placa base o de otros componentes si lo que montamos es un ordenador a medida.

Pero, volviendo al sistema operativo, nos encontramos con una cuestión. Los ordenadores de marca se venden con un SO determinado, en los que el usuario no suele tener mucho margen de elección. Es cierto que este SO puede ser (y de hecho lo es) la mejor opción para sacar de ese modelo en concreto el máximo rendimiento, pero también es cierto que limita bastante la capacidad de elección del usuario, ya que incluso el mantenimiento de dicho sistema operativo suele (o puede) estar vinculado a los términos de garantía y servicio de atención al cliente de dicho ordenador.

En este caso lo ideal sería que los fabricantes de ordenadores, siempre que fuera posible, dieran la opción de comprar un ordenador sin ningún tipo de software (incluido el sistema operativo), desglosando siempre, y en caso de que el usuario lo quisiera adquirir, el precio de dicho software (repito, incluido el sistema operativo).

En un ordenador clónico (o sea, montado a medida en una tienda) por supuesto que el sistema operativo nos lo van a cobrar, pero en el caso de Windows se trata de una licencia OEM, mucho más barata que una licencia Retail. En cuanto al resto de software, siempre dentro de los mismos términos de licencia en los que lo hace cualquier fabricante en sus ordenadores, podemos negociar su instalación con la tienda en cuestión.

Y aquí quiero hacer un inciso sobre el tema Linux. Vamos a ver, que una distribución de Linux sea gratis no quiere decir que una tienda o fabricante no nos pueda facturar su instalación, ya que el tiempo que tarde en hacerlo no lo es, este tiempo de instalación y configuración en su caso es perfectamente facturable.

En este apartado podemos decir que tienen una cierta ventaja los ordenadores de marca, aunque también tienen un grave inconveniente que prácticamente anula esta ventaja en el caso de que deseemos un sistema operativo diferente al instalado.

Por otro lado, estos mismos fabricantes son reacios a facilitar drivers diferentes a los correspondientes a los sistemas operativos preinstalados, drivers que si bien es ciertos que en algunos casos pueden simplemente no existir, en otros sí que existen, y de hecho en la mayoría de los casos basta con ver cual es el modelo correspondiente de placa base comercializada por su fabricante para conseguirlos.

Garantía:

Hay que tener muy clara una cosa. Cuando compramos un ordenador de marca, en el consiguiente contrato de compra/venta están incluidos todos los elementos que lo conforman, ya sean de hardware o de software, por lo que la alteración de cualquiera de ellos puede considerarse como una alteración del bien adquirido, y por tanto, limitar la garantía.

Pero con esto hay también ciertas limitaciones para el fabricante. El que se altere el SO no quiere decir que los componentes pierdan su garantía (vamos, que si se va el procesador o la pantalla (en el caso de un portátil), tienen que atender la garantía de ese componente).

Salvo lo ya dicho, la garantía en los ordenadores de marca suele ser bastante correcta, aunque en muchos casos se empeñen en el tema de un año de garantía. Hay que recordar que dentro de la Comunidad Europea la garantía reconocida por ley para este tipo de productos es de dos años (hay que exceptuar las baterías, que tienen una garantía de entre seis meses y un año).

En un equipo que nos monten tampoco debe haber problemas en este sentido, ya que el montador (que es a la vez el vendedor) es el responsable tanto de la garantía de los distintos componentes como del producto terminado, y la legislación es exactamente la misma.

Servicio de atención al cliente:

En este punto hay de todo en ambos casos, aunque la atención al cliente de una tienda suele ser al menos bastante más directa que la de una empresa que, por buena que sea (y las hay buenísimas) suele estar a bastante distancia o ser simplemente a través de la web del fabricante. De todas formas, en este punto nos podemos encontrar con los dos extremos en ambos casos, SAC muy buenos o muy malos en ordenadores de marca y tiendas con un SAC buenísimo o malísimo.

Este punto por tanto, a pesar de su gran importancia, no es determinante para elegir un tipo u otro de ordenador, pero sí que lo puede ser para, en el caso de ordenadores de marca, decantarnos por una marca u otra (lo mismo que en el caso de ordenadores clónicos lo puede ser para comprarlo en una tienda o en otra).

Calidad y tiempos en reparaciones en garantía:

Aquí tampoco hay grandes diferencias, ya que los SAT de las marcas de ordenadores (al menos de las principales), aunque no se encuentren en nuestra ciudad, suelen ser bastante rápidas, y en un equipo montado a medida tampoco hay una garantía de que una reparación en garantía (valga la redundancia) lleve menos tiempo (hay que recordar que la reparación en garantía por parte de la tienda no implica la sustitución automática de la pieza estropeada, por lo que a veces tampoco es que sea cuestión de un día o dos).

Bien, hasta aquí los pros y los contras que nos podemos encontrar en ambos casos. Tan solo nos queda comentar un último caso, y es el de cuando decidimos comprar los componentes y montar nosotros mismos nuestro ordenador.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Pero es que además, en este caso sí que podemos tener más de un problema en el tema de las garantías (para empezar se trata de garantía de componentes de forma individual), problemas de incompatibilidades (donde el vendedor puede decir que si no es compatible determinado componente con el resto es nuestro problema, que nosotros hemos comprado un componente determinado) o con la localización de una avería (que si no averiguamos nosotros cual es el componente que falla, cuando menos nos van a cobrar por averiguar cuál es aunque esté en garantía).

En este caso además tenemos garantía sobre los componentes, pero no sobre el equipo montado, por lo que se puede dar el caso de que un fallo en un componente estropee otro, con lo que el componente primero sí que estaría dentro de los términos de la garantía… pero el segundo no, ya que no se ha estropeado por un fallo en dicho componente, sino por un fallo en otro componente.
Explico esto de forma gráfica y más clara. Si compramos un equipo montado a medida, pero nos lo montan en una tienda, se estropea la fuente de alimentación y como resultado de esto se nos estropea la placa base, la garantía nos cubre toda la reparación, ya que en último extremo es la tienda (el vendedor) el responsable de ambos componentes y de cómo interactúen.

Si compramos los componentes (y más si encima no los compramos todos en la misma tienda) y lo montamos nosotros, ante el mismo caso la fuente de alimentación sí que entraría en garantía (aunque no la posible mano de obra de su sustitución), pero la placa base no tiene por qué entrar en garantía, ya que no se ha estropeado por un fallo en la propia placa base, sino por un fallo en otro componente (en este caso, la fuente de alimentación).

Este (el de montar nosotros mismos nuestro ordenador) sí que es un caso que, aunque nos pueda resultar bonito y gratificante, no lo recomiendo en absoluto (y menos aun si no somos realmente conocedores del tema), ya que la cantidad de problemas que nos puede acarrear (y el consiguiente desperdicio económico) puede ser bastante grande. Y además, el ahorro económico que esto nos puede suponer no compensa en ningún momento los inconvenientes y trastornos que podemos llegar a tener.

Además, en un equipo montado por la tienda se nos debe entregar comprobado (aunque lo compremos sin ningún sistema operativo instalado, se monta, se instala un SO cualquiera, se prueba el funcionamiento del ordenador y luego se formatea el disco duro) y en perfecto funcionamiento, mientras que en un equipo que montemos nosotros no existe esta garantía de que el equipo y todos sus componentes funcionan correctamente, por lo que hasta que no lo tenemos totalmente montado e instalado el SO no sabemos si hay algún componente que puede estar fallando, y si se produce este fallo nos corresponde a nosotros averiguar cuál es el componente que no funciona correctamente, volver a quitarlo y hacer efectiva la garantía de ese componente en cuestión.

Y todo esto sin contar con que estropeemos uno de los componentes por mala manipulación durante el montaje, en cuyo caso sí que no tendríamos garantía sobre el mismo (los términos de garantía excluyen siempre los fallos por manipulación incorrecta), y una mala manipulación en el montaje es algo que no es difícil de demostrar, en todo caso mucho más fácil que demostrar por nuestra parte que no ha habido tal mala manipulación.

Una PC es una gran inversión. Muchas veces esperamos que sea una bonita, rápida y que no nos cueste mucho dinero. El problema es encontrar una que cumpla esas tres expectativas.


  "El Mejor Antivirus del Mundo"

Hay un antivirus que podria decirse es "el mejor del mundo". No solo repele los virus descubiertos hasta ahora sino que sirve para repeler cualquier tipo de virus que inventen en el futuro, requiere muy poca memoria RAM, dos neuronas y media.

Características sobresalientes de dicho antivirus:

 No requiere instalaciones complicadas,
 No hay que hacerle doble click para que se ejecute dicho antivirus
 Requiere de poquísima memoria para ser ejecutado
No ralentiza en nada el funcionamiento normal de la computadora
 Es Freeware, completamente gratis
 Es compatible con muchos sistemas operativos: Windows, Linux, Apple.
 Sirve para repeler virus de todo tipo, virus que vengan adjuntos a los mails,
spyware, troyanos , dialers, etc etc.
 Es usado por muchísima gente, y nunca he escuchado una persona que se quejara de su mal funcionamiento o falta de eficacia.

 No es necesario actualizarlo cada 15 minutos a través de internet

El susodicho antivirus , que es el mejor del mundo se llama "usuario de
computadora que usa la cabeza", también llamado: "no hacer click en donde
no debes".

Otros lo llaman "nunca hagas click si no sabes de que se trata". A veces es llamado "nunca abras el archivo adjunto, never jamais". En algunos países también lo llaman "estar actualizado con los parches"

Si usas dicho anti-virus, tendrás por lo menos un 99% de probabilidades de no infectarte nunca de ningún tipo de bicho raro que esté husmeando por la internet.
Requiere muy poca memoria RAM, a lo sumo dos neuronas y media, las suficientes como para impedir al dedito índice que haga click donde no debe.
En algunos casos, solo algunos, se necesita más memoria como por ejemplo en gente con manía click-ómana.


Limpieza del teclado del computador

En general, dentro de todas las empresas existe un departamento de mantenimiento encargado del estado de funcionamiento de maquinarias e instalaciones, con el objetivo de evitar problemas que afecten al proceso productivo.

En nuestras casas y escuela existen también una serie de objetos simples que diariamente utilizamos y que requieren de un mantenimiento básico para asegurar su funcionamiento y durabilidad.

Para saber cómo realizar este mantenimiento basta saber cual es la estructura básica del objeto tecnológico para poder determinar el tipo de mantenimiento que se le puede dar.

Uno de estos objetos es el teclado del computador, el que está expuesto al polvo y a la suciedad del ambiente, más el contacto permanente con las manos. Te invitamos a realizar el mantenimiento del teclado de un computador.

Lo que necesitas (materiales, herramientas)

· Brocha de ½”

· Compresor o soplador

· Líquido o spray especial para computadores

· Un paño de algodón (que no deje pelusas)

· Una esponja (que no deje residuos)

Lo que tienes que hacer (procedimiento)

1. Etapa de diagnóstico

Es conveniente confeccionar una ficha técnica donde anotes la información relevante respecto del estado del objeto tecnológico, en este caso el teclado de un computador.

a) Verificar que el equipo esté apagado y en lo posible desenchufado.

b) Desempolvar el teclado con la brocha hasta que no quede ningún resto de polvo o pelusa visible. Si fuese necesario, para una mejor limpieza, usar el compresor o soplador de aire.

c) Aplicar el spray o líquido dieléctrico sobre el teclado.

d) Pasar sobre la superficie la esponja retirando la suciedad y el excedente de líquido o spray.

e) Utilizar un paño seco y de algodón para finalizar la limpieza del teclado y absorber los restos de humedad.

Después del mantenimiento: ficha para mantenimiento de teclados

· Confecciona una ficha de mantenimiento de teclados de computador que contenga una explicación de todos los pasos que seguiste en el proceso de mantenimiento de tu teclado y la fecha del próximo mantenimiento.

· Guarda la ficha técnica junto a tu computador para poder llevar así un registro ordenado de la limpieza de tu equipo.

· Considerando el estado del teclado de computador, escribe las recomendaciones de uso que te parezcan necesarias enunciar a partir del diagnóstico del estado inicial.

 


Puede comunicarse con nosotros vía e-mail a marketing.redes@gmail.com

Este sitio web fue construido utilizando herramientas GeneSitios.com